Evolve frente a Danas y situaciones de emergencia

El cambio climático está poniendo cada vez más a prueba la capacidad de reacción de nuestras infraestructuras en pueblos y ciudades. Las tormentas y situaciones climatológicas extremas (DANAS, huracanes, terremotos o incendios en verano) están sucediendo cada vez con más frecuencia y esto supone un reto para las fuerzas y equipos que tienen que garantizar nuestra seguridad.

Dotaciones de bomberos, unidades de salvamento o los cuerpos y seguridad del estado requieren de la última tecnología para poder hacer frente a estos retos y realizar su trabajo de forma eficaz, minimizando los riesgos para el personal de su equipo.

El cambio climático detrás de situaciones de emergencia cada vez más frecuentes

No se puede negar que nos encontramos ante los efectos del cambio climático. Esto ha arrastrado aumento de las temperaturas y que se produzcan fenómenos meteorológicos cada vez más violentos. En España por ejemplo, ya se está convirtiendo en habitual la aparición del efecto conocido como DANA (Depresión Aislada en Niveles Altos). Esta es un sistema de bajas presiones que se manifiesta sobre todo en capas medias y altas de la troposfera, y que está afectando con mucha virulencia a distintas regiones de «la piel de toro», con especial énfasis en el litoral mediterráneo.

Actualmente, la DANA se presenta como la catástrofe natural más peligrosa para el país, con unas 960.000 personas en riesgo grave por inundaciones según ha constatado el Observatorio de Sostenibilidad. Los datos del Consorcio de Compensación de Seguros y del Instituto Geológico y Minero de España revelan que los daños por inundaciones ascienden a 800 millones de euros cada año, y aun así, las actuaciones encomendadas para preverlos y paliarlos siguen suponiendo un grave problema a nivel estatal.

Inundación

Equipos de emergencia y su limitación humana.

Los equipos de emergencia se centran tanto en coordinar medidas de prevención y actuación como en paliar las consecuencias por el impacto de estas catástrofes naturales. Es importante analizar los puntos de mayor riesgo y el tipo de inversiones necesarias para mitigarlos, así como efectuar medidas efectivas posteriores a la catástrofe donde se incluyen actuaciones de rescate, labores urgentes de limpieza, retirada de escombros, desatascos, así como arreglos de caminos y carreteras.

Sin embargo, a pesar de su arduo trabajo, los equipos de emergencia tienen ciertas limitaciones humanas a las que no pueden hacer frente. Por eso se vuelve esencial adaptar estas actuaciones a las ventajas y eficacia de las últimas tecnologías en esta materia. Algunas de las limitaciones presentes se centran en:

–    Dificultad para llegar a sitios poco accesibles para las personas o que puedan suponer un riesgo.

–    Dificultad para acceder a fuentes de alimentación para los dispositivos.

–    Visión reducida del espacio afectado.

–    Anticipación mediante alertas.

 

3 Razones por las que elegir Evolve Xtender frente a situaciones de emergencia

Para este tipo de trabajo, las gamas Lite Roadboax y Sentinel de Evolve Xtender se convierten en el mejor aliado para hacer frente a situaciones extremas y de emergencia. Con un despliegue rápido y sencillo, transporta el equipo de seguridad todoterreno a cualquier lugar y ponlo en funcionamiento sin necesidad de descargarlo. Esto permite una rápida actuación en escenarios diversos, minimizando notablemente el tiempo empleado.

Evolve Xtender Lite en su modalidad Roadboax es de gran ayuda en localizaciones aisladas de difícil acceso. Amplia el equipo de operaciones como punto independiente con un equipo de seguridad resistente, compacto y autónomo. Evolve Xtender Sentinel da un paso más y se consolida como estación de seguridad autónoma ofreciendo diversos recursos como soporte al equipo de rescate. Ambos tienen la opción de reforzar sus revestimientos de acero galvanizado, convirtiéndolos en la solución perfecta para entornos extremos y catastróficos.

A parte de esto, las características más destacadas que convierten a Evolve Xtender Lite y Sentinel en una solución eficaz para hacer frente a las consecuencias por catástrofes naturales son:

Uso de drones

Evolve Xtender Sentinel cuenta con un mástil portadrones que se convierte en un compañero indispensable para los servicios de emergencia, permitiendo obtener un análisis a tiempo real del estado de las zonas afectadas a controlar y recibir notificaciones inmediatas. Rescates en lugares remotos o poco accesibles, perimetraje de catástrofes, inundaciones e incendios.

La cooperación de servicios terrestres y aéreos en estas actuaciones supone un cambio de juego en términos de tiempo y eficacia. Los drones permiten abarcar zonas afectadas más amplias en un tiempo significativamente reducido, de modo que los equipos de emergencia disponen de datos precisos y localizados donde para optimizar sus esfuerzos y reducir los riesgos tanto propios como los de los afectados por la catástrofe.

drones

Adaptado en un único módulo

Saca el máximo partido del espacio del que dispone el modulo almacenando dispositivos electrónicos y conéctalos a la propia fuente de alimentación del sistema. Además, posee cierres de seguridad y sistema anti-hurto en el cuerpo del módulo.

Independencia energética

Gracias al mástil de seguridad que incorpora un sistema de alimentación con placas solares, es posible llevar a cabo un trabajo sin interrupciones con una carga completamente autónoma. De esta forma, puedes realizar operaciones en cualquier lugar sin necesidad de corriente eléctrica.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *